Facebook Ads: no me sigas, cómprame.

Los Facebook Ads son los anuncios de Facebook, como su nombre indica. La plataforma poco a poco le está ganando terreno a las inversiones en Google AdWords por varios motivos que veremos más adelante en este blog (si no te quieres perder artículos puedes suscribirte por email o en Feedburner).

Y ahora voy al tema que es el eje de este artículo: cuando se planifica una campaña en redes sociales lo primero que se piensa es en captar seguidores, ¿verdad?. Pues NO, mal, error.

Una estrategia en redes sociales es para medio-largo plazo. Una campaña de Facebook Ads es “para ayer”.

El objetivo de una campaña en redes sociales es vender

Lo primero que queremos de una campaña en redes sociales es 1.- vender, 2.- vender, y 3.- captar leads (para luego vender). Porque no estamos para tirar el dinero (y en esto sí que estamos de acuerdo, a que sí). Luego ya veremos si captamos más o menos followers.

Más que amigos: resultados

A la relación entre lo invertido en una campaña y el resultado en ventas obtenido le llamamos ROI (Return of Investment). Si el resultado no está basado en ventas tomaremos como resultado los leads generados. Que pueden ser, por ejemplo, emails de gente interesada en lo que ofrecemos para enviarles ofertas en futuras campañas de email marketing. Dicho sea de paso, estas campañas de email funcionan estupendamente bien y son auténticas máquinas de vender, pero no nos alejemos del tema.

Facebook de postre

Hay que acostumbrarse a que, en el orden lógico del embudo de conversión, a día de hoy Facebook va después de una venta y no antes. Puede que un futuro cliente nos conozca por Facebook y se haga nuestro “amigo”, sí, y que acabe comprando, no digo que no, pero considero que Facebook es el postre en esto de la venta online.

Y esto es sencillo de demostrar: si el 80% o 90% de tu tráfico lo trae Google, como es lo normal, las visitas llegarán a tu tienda online buscando tus productos. O sea, que las conversiones que llegan de tu tráfico natural serán la mayoría de Google, no de las redes sociales, y supondrán el grueso de tus ventas.

Esto será así hasta que “aceleremos” el tráfico desde la redes sociales con una campaña de Facebook Ads (por sí solo no se acelera, Google manda), donde podremos cambiar la procedencia de las visitas y el porcentaje de conversión de forma significativa. Y ahí está “la gracia”. Si cambias la manera en como llega el tráfico a tu tienda con una inversión en una campaña: que sea para vender.

Facebook vende a la larga

Facebook nos asegura reputación y engagement. Nos humaniza. Y esto traducido a lo que es vender podemos interpretarlo como la manera de que un cliente vuelva a comprarnos. Incluso podemos verlo como la manera de que un cliente confíe tanto en nosotros (gracias a sus amigos o a lo que le contamos en las redes) que termine por comprarnos a nosotros antes que a la competencia. O sea, que con Facebook vendemos de forma natural en una estrategia a medio-largo plazo. Y las campañas, que es de lo que estamos hablando, suelen exigir resultados “para ayer”.

Desde luego, si invertimos en una campaña lo ideal será que el cliente potencial vaya directo a nuestro producto y situarle justo a un clic del botón de comprar.

Invertir en resultados cuantificables

Si planteamos la estrategia de «bueno, primero que se haga mi amigo en Facebook y luego ya veremos si me compra» podría funcionar pero en la mayoría de los casos estaremos tirando el dinero. Pensemos dos veces. Es una campaña con poca lógica, a medio-largo y fuera de control. Se podría probar, sí, pero los riesgos son enormes y, salvo que te sobre el dinero, creo que es mejor ir a lo que funciona. Es decir, invertir para generar ventas y leads cuantificables en el marco de la campaña. 

Conclusión

Invirtamos en una campaña que genere ventas, antes que seguidores. Los seguidores vendrán después. Los seguidores en realidad son clientes contentos y sus amigos. Y esto es válido para cualquier planteamiento de campaña online, ya sea con anuncios en Facebook, Google AdWords, campañas de banners y lo que venga.

Aprovecho para decir que ahora mismo Facebook Ads es bastante apetecible porque tiene unos precios bastante bajos por clic. Recuerda a las AdWords de hace cinco años (ay, qué recuerdos…) y conseguir un ROI razonable es más sencillo que con Google AdWords. Claro que dependerá de la naturaleza de la campaña, su ámbito geográfico, el momento del año y ese largo etcétera tan divertido de calcular.

¿Has invertido en alguna campaña de Facebook Ads alguna vez? ¿Te sirvió la campaña para ganar algo más que followers?


3 comentarios sobre “Facebook Ads: no me sigas, cómprame.

  1. Jules Bernau dice:

    Hola, al fin encuentro alguien que sabe exactamente lo que me pregunto hace meses. Mi problema es que cuando configuro una campaña en facebook adds, me topo con que el anuncio se divide en dos. Uno ofrece hacer me gusta (lo que me consume rápidamente el presupuesto) y el otro el anuncio que no se mueve en términos de clics. Mi idea es vender un producto, creo el anuncio y al ser publicado, me sucede esto que te cuento, He probado detener el anuncio que propone hacer me gusta (que no es distinto a un post común) y no logro poner a los interesados en mi página para que adquieran el producto. Lo que quiero lograr es poner el anuncio, que de por sí, es una oferta, el interesado en ella, hace click, va a mi página y compra lo que vio en el anuncio. Sin embargo, facebook me promociona el anuncio y me cobra por los me gust que da la gente en él. Alguna sugerencia? Muchas gracias de antemano, eres el único que ha mencionado esto que te pregunto.

  2. Horacio Diez dice:

    Hola Jules, gracias por tu comentario.

    Lo que creo que intentas conseguir es que alguien haga clic en tu anuncio en Facebook y vaya directamente a la landing page que hayas creado en tu web ¿verdad? Como digo en este artículo es la opción más rentable de los Facebook Ads. Cuando creas un nuevo anuncio de Facebook tienes la opción de ganar más “me gusta” como tú bien dices, o pagar por clic. La nuestra será la opción de “pagar por clic”.

    Uno de los primeros pasos al crear el anuncio te pregunta “Choose a Facebook destination or enter a URL” es el momento de insertar la dirección exacta donde queremos que vaya cada clic. Más adelante, en objetivos, hay que señalar la opción “Click on my ad or sponsored story” (o su versión en español) para el tipo de persona que quieres que se muestre más. La otra opción es gente más proclive a que le den a “me gusta” pero eso es justo lo contrario a lo que buscamos.

    Lo mejor es hacer un anuncio nuevo desde cero. La opción inicial de poner una URL de destino en lugar de una página de Facebook condiciona el resto de las opciones.

    Espero que te haya aclarado la duda, ¿sí?
    ¡Un saludo!

Los Comentarios están cerrados.