Twitter: si no te diviertes, mejor vete

El título de este artículo puede parecer ofensivo pero es más bien un consejo de amigo. Si tienes una cuenta en Twitter y no te diviertes con “el invento” es mejor que lo dejes.

Twitter, pájaro y buitre

Hay que valorar a tiempo si Twitter cumple con tus objetivos personales o empresariales o si se adecúa a tu forma de interactuar con otros. Twitter puede ayudar a tu negocio a crecer, a ganar en difusión y generar negocio o, por el contrario, puede ayudar a hundirte en la pérdida de tiempo de una red social mal aprovechada (o mal entendida en algunos casos). Personalmente puede que te diviertas, te haga conocer gente y te descubra nuevas vías de relación con terceros, o puede que también te haga perder el tiempo y hasta los nervios.

La fascinación del acceso

A nivel personal Twitter puede ser fascinante. Tener la opción de conversar con miles de personas. Gente que antes era inaccesible ahora está ahí, y les puedes mandar un mensaje público, incluso puedes tocar a varias personas en un mismo mensaje. Tienes el acceso a miles de personas y de empresas que comparten (o no) tus gustos, tus intereses y que hasta te resuelven dudas. Millones de amigos en la distancia, gente que nunca verás, que nunca desvirtualizarás, pero que sabes que forman parte de tu cosmos.

Herramienta de difusión viral

A nivel de empresa Twitter es, como poco, una herramienta de difusión espectacular, como también lo son Facebook y otras redes sociales. Sin embargo, Twitter tiene la peculiaridad de que es más viral y más directo, más “en tiempo real”. Aún así, la naturaleza de algunos negocios, su plan de marketing online o su plan de comunicación, decidirán si Twitter es o no una red social adecuada donde prodigarse.

Twitter como tarjetero

Twitter genera contactos profesionales muy interesantes. Además, es fabuloso para seguir el día a día de ciertas personas o entidades de referencia, o de personas que conoces. En Diezdediez nos ha salvado Twitter más de una vez, sobre todo cuando hemos buscado personal para alguna tarea urgente, y a veces hasta nos han resuelto dudas casi en el momento de plantearlas. Twitter también es un tarjetero virtual.

Twitter es un caudal de información inagotable

Twitter es un teletipo. Cuando sigues a más de cien o doscientas cuentas ves pasar los mensajes como las balas, es un río de información, y te puedes colgar de uno de esos mensajes que pasa corriente abajo y responderlo, guardarlo como favorito porque tiene un enlace que te interesa, o republicarlo (retuitearlo) incorporándolo a tu línea de tiempo. Como es lógico, es fundamental publicar contenido propio. Para el que tiene una cuenta en Twitter, si le gusta, es imposible no publicar mensajes o no entrar en conversación, es hasta adictivo…

Hay personas a las que les produce ansiedad ese caudal inagotable de contenido. Twitter respira de día y de noche, es infatigable. Eso puede crear adición o rechazo, y hasta puede llegar a ser agotador ver tanto mensaje que va y que viene. Hay personas que bandonan Twitter porque no se sienten parte de la conversación, no va con ellos, algunos quizá por ser una herramienta demasiado pública.

Decepciones tuiteras

Hay empresas que abandonan Twitter porque después de seis meses no han pasado de los treinta followers (seguidores) y los mensajes que envían tienen menos efecto que mandar mensajes en una botella. ¿Los lee alguien? Probablemente no, pero si Twitter te gusta o si en tu plan de comunicación crees que es la herramienta adecuada has de seguir ahí, publicando, conversando, compartiendo enlaces… y entonces verás crecer tu cuenta de seguidores.

Hay una relación proporcional entre el número de mensajes que publicas y el crecimiento en seguidores. Además, interactuar con otras personas o cuentas de Twitter acelera ese crecimiento porque te das a conocer de forma directa.

No pierdas el tiempo

En definitiva, Twitter es una gran herramienta si encajas con ella. Que Twitter no te haga perder el tiempo, hay actividades de más provecho. Termino como empiezo el artículo: si en Twitter no estás a gusto, si no te diviertes, si no te gusta, si tu tiempo o tu inversión no rinde, lo mejor es que te vayas cuanto antes, porque los resultados que salen de Twitter suelen ser escasos. Unas preguntas, ¿has dejado de utilizar Twitter? ¿Estás a punto de dejarlo? ¿Crees que deberías estar en Twitter pero no ves la manera de empezar? ¿Crees que la comunicación de tu empresa encaja en Twitter?