¿Puedo hacer posicionamiento SEO por mi cuenta?

Comentábamos en este artículo anterior «SEO tú mismo: 10 consejos para escribir pensando en Google», unas pautas básicas para posicionar mínimamente un artículo o página en Google. Porque los buscadores cada vez son más semánticos, saben encontrar tus páginas y posicionarlas en función de las búsquedas y las sesiones, pero necesitan una “ayudita”. Y si queremos estar por delante de otras páginas no nos queda más remedio que cuidar lo que publicamos y la arquitectura de la página, pero también todo eso que rodea al contenido y a los servicios que ofrecemos. Vayan, por tanto, algunos consejos para que dejes de hacer mal lo que hacías mal, y mejores lo que ya sabías.

También sabes que si el presupuesto de tu tienda online es medio/grande, o no quieres arriesgar las ventas de las navidades, o para cambiar tu vida: tienes que contratar una agencia SEO.

1. Entiende mejor a tus clientes objetivo

Busca en Internet los servicios o los productos que ofreces y ten muy en cuenta las mejores páginas que vayas encontrando. Estudia ahí los comentarios de clientes, sus actividades y su presencia en las redes sociales. Encontrarás negocios que ni imaginabas.

2. Hazte un experto en investigación de palabras clave (Keyword Research)

Tus clientes pueden utilizar diversos términos para referirse a los productos que vendes en tu tienda online, así que usa herramientas de investigación de palabras clave para aumentar las búsquedas que te llegan de Google (principalmente) y aumenta la demanda de tus productos. Anotarlos en un papel quizá no sea buena idea, es mejor usar tablas de cálculo como Excel o las hojas de Google Docs. En poco tiempo podrás estar manejando centenares de palabras clave y con toda esa información generar todo tipo de gráficas que te ayudarán a tomar decisiones.

3. Mejora tu tienda online

Con los datos de las mejores palabras clave y sus variantes, ahora es el momento de mejorar tu tienda online o tu blog. Cada palabra clave de media y alta prioridad debe tener su página correspondiente en tu sitio web. Una vez hecho esto, el siguiente paso es llegar a tener el mejor sitio web dentro de tu mercado. Claro, esto es más fácil desearlo, o decirlo, que hacerlo. Pero quizá con la ayuda de un desarrollador web profesional puedes crear un sitio bien montado, con flexibilidad, simplicidad y una arquitectura SEO integrada, es decir, con funciones de optimización para los motores de búsqueda de forma nativa. Esto último ahorra muchos problemas y esfuerzos SEO futuros, y te centrarás principalmente en el contenido y a vender en tu tienda.

4. Produce contenido de forma regular

Publica tu propio contenido sobre la base de un programa mensual, bimensual, semanal o quincenal. Es fundamental tener la rutina de escribir en el blog o de publicar fichas de producto en tu tienda online. Además, no basta con publicar texto solamente, hay que añadir imágenes y, a ser posible, vídeos, con el fin de hacerla más atractiva y de tener más recursos para la indexación por parte de los motores de búsqueda.

5. Construye tu red social

Tener página profesional de Facebook y cuenta en Twitter son fundamentales, ambas cuentas con la URL principal apuntando a tu tienda, y añade un par más de otras plataformas de medios sociales, como Pinterest o Instagram. Google+ cada vez se usa menos, y además ya no es factor de ranking (liberación). Otras opciones incluyen Linkedln, Ello, y muchas más. Te permiten conectar a tu audiencia, y a tus clientes, con todo el contenido produzcas. Nutrir y comprender estas relaciones produce muy buenos resultados a corto y medio plazo, y demás le ayuda a tu SEO, y a tu posicionamiento en buscadores a largo plazo.

6. Aprende Google Analytics

Es imprescindible tener unas nociones básicas de Google Analytics, con el tipo de informes que genera: comportamiento, adquisición, audiencia, tráfico en tiempo real y conversiones. También los conceptos, de sesión, tiempo de rebote, páginas vistas, CTR, etc. Esto te hará tener más conciencia del tráfico web, de lo que cuesta atraerlo y de lo que cuesta retenerlo, por dónde llegan las visitas, dónde permanecen más tiempo y por qué páginas salen, etc… Gracias a los datos de Google Analytics te harás un experto de tu propia web. Si algún día contratas una agencia SEO o un experto en marketing online sabrás leer e interpretar mejor los informes mensuales que te hagan llegar, y harás preguntas mucho más incisivas sobre el objeto de su trabajo. En pocas palabras: sacarás más rendimiento a tu inversión.

7. Leer al menos un blog de SEO

Para familiarizarse con este concepto y estar a la última en cambios del algoritmo de Google, conviene suscribirse a un blog específico de SEO. Los hay que se dedican a copiar (y mal) el material de terceros, y los que publican las conclusiones de sus propios estudios y siempre están a la vanguardia sobre este tema de posicionarse en buscadores y ganar tráfico de forma legal, sostenible, duradera y rentable. Uno muy bueno es el blog de MOZ, que recomiendo encarecidamente, y otro es el de Yoast (aunque quizá a veces se pasa de comercial con sus productos).

8. Pregunta en las comunidades de expertos SEO

Por último, pero no menos importante: pregunta si tienes dudas. En cualquier momento que necesites respuestas pásate por las comunidades SEO para preguntar a los expertos. Ojo, elige bien al experto, porque en Internet y sobre todo en los foros ya sabemos que sobran los que hablan “de más”. Y especialmente sobre este tema del SEO hay muchas medias verdades, inventos, infundios y ganas de jorobar. Y nunca sobran los que se dicen expertos cuando te están hablando de técnicas penalizadas por Google o por formas de optimizar que no se aconsejan desde 1995… Al final lo más aconsejable es leer a unos y otros y tratar de discernir al experto del amateur. Algunas de las comunidades de alto nivel son Webmaster World Forum o el Foro de Google.

Esto no es todo (cómo lo sabías, ¿verdad?…), para hacer un posicionamiento SEO de buen nivel hay que dedicarle varias horas al día a tu página, y tener buen nivel de conocimientos, de experiencia y de uso de las herramientas adecuadas. Pero para saber llevar tu negocio online por buen rumbo en los buscadores es conveniente tener al menos estas pocas nociones que aquí se comentan. ¿Crees que falta alguna fundamental? Por favor, añádelo en los comentarios.

¿Te ayudó este artículo? ¡Comparte en las redes!