Por qué hay artículos perjudiciales para tu blog

Si usas tu blog como parte de tu estrategia de captación de tráfico ten en cuenta que hay tráfico de calidad, del que te vale, y tráfico del que no te vale.

Cuando escribimos un artículo pensando en captar muchas visitas tenemos que tener cuidado de qué camino empleamos para generar ese tráfico. No todo el tráfico es bueno.

(Espero que la broma de la foto del gatito no me salga cara)

Cuida cómo llegan visitantes a tu blog

Algunos de los recursos para captar tráfico que se puede “volver en nuestra contra” son los siguientes:

Alejarnos de nuestra temática

Desviar un artículo por usar palabras clave con una tendencia de búsqueda muy fuerte en Google y salir de la temática habitual de nuestro blog. Esto genera visitas que llegan y rápido se van. Nos lo indicará en las métricas el porcentaje de rebote y el porcentaje de salida.

Las visitas no se quedan más que el tiempo imprescindible para ver lo que venían buscando (si es que lo encuentran) y, además, no vuelven.

Posicionar imágenes muy atractivas pero que no están en la línea de nuestro artículo

Una imagen puede llamar mucho la atención, pero estar totalmente “peleada” con el texto donde se ubica.

Un ejemplo: pones una foto de un gatito en un artículo donde hablas del significado político del Ara Pacis, o sea, de algo que no tiene nada que ver con la foto. Ese gatito lo posicionas bien en Google y en Pinterest. Imagina ahora que gracias a esa foto bien posicionada obtienes en tu blog 100 visitas más al día de esas dos fuentes… ¿crees que el visitante que llegue se va a quedar mucho tiempo? Ha llegado hasta tu blog haciendo clic en un gatito y se encuentra con un sesudo análisis de un altar de hace más de dos mil años…

Mentir con las palabras clave

Puedes posicionar un artículo de tu blog con palabras clave que traigan visitantes, pero si no están en línea con lo que buscaban se irán en menos de cinco segundos. ¿Para qué nos sirve ese tipo de visita? Para nada. Aumenta la estadística pero es una visita “hueca”, inane.

Pasa lo mismo que con el caso anterior de una imagen mal escogida, atraemos tráfico que no está interesado en nuestro blog. Aparte de que Google no es bobo…

Usar títulos muy llamativos pero poco oportunos.

Esto es parecido al primer punto. Si llegan visitas a nuestro blog por un título oportunista pero el artículo no está en línea con lo que se busca estaremos generando tráfico poco útil.

Si estamos abusando de este tipo de prácticas también veremos aumentar el porcentaje de rebote en las métricas de Google Analytics.

Google te encasilla

Si usas con asiduidad ciertas palabras clave de las que sabes que te aportan mucho tráfico, procura que las palabras clave tengan que ver con la temática de tu blog.

casilleros
Como Google te encasille estás perdido, pero tiene solución.

Esto es importante: si atraes tráfico por una serie de palabras que se repiten a lo largo de tu blog, Google te puede asociar a esas palabras clave, así que procura que tengan que ver con tu temática o estás perdido…

Caso personal: el que les escribe estas líneas, después de leerse dos libros tuvo la genial idea de redactar en este mismo blog un par de artículos sobre Amazon Web Services que se posicionaron estupendamente bien. La ingente cantidad de tráfico que procuraron esos artículos hizo que, poco a poco, y a pesar de haber una mayoría de artículos de otra temática, Google fuera metiendo este blog en lo que consideraba mi categoría: Amazon Web Services. Huelga decir que fue un error. Se hizo notar en un ligero descenso del volumen de tráfico y en un aumento galopante del porcentaje de salida para el resto de páginas. Afortunadamente ya me he recuperado de la metedura de pata, y fue un buen aprendizaje que ahora espero que nos sirva a todos.

(Apunte SEO: nótese que desde este último párrafo no sale ni un solo enlace hacia Amazon ni asociados, tampoco resalto en negrita semejante palabra, no sea que se entere Google y se vaya a liar otra vez…)

Conclusión

Algunos artículos pueden ser perjudiciales para tu blog porque alteran las estadísticas y atraen visitas que no nos sirven. Las métricas nos ayudan a mejorar y si están siendo alteradas por artículos fuera de la línea del blog estaremos tirando piedras contra nuestro propio tejado.

Por resumir, diremos que no queremos artículos de esos que traen visitas pero que no fidelizan visitantes. Queremos que se queden y que repitan : )

Y, por supuesto, para llevarme la contraria he puesto la foto de un gatito del barrio de Nova Huta, en Cracovia (la foto es mía y es Creative Commons, si la vas a usar te ruego que me avises).

Si te gustó este artículo puedes seguir cada publicación del blog por email o suscribirte en Feedburner.