Mejora tu SEO: la diferencia entre el Alt y el Title en una imagen

Cuando se acomete el diseño de una página web a veces se pasa por alto que, en el mismo proceso de creación, es importante ir edificando el SEO de la propia página o del blog. Si la arquitectura de la página es buena tendrás menos problemas el día de mañana para salir el primero en Google con tu página web.

El SEO, o Search Engine Optimization, es la optimización de tu página web para que te encuentren en Google. Bueno, en general se dice que se optimizan las páginas web para salir el primero en los buscadores, pero en realidad, y sobre todo hablando de España, optimizamos para las visitas que llegan de Google, que son la inmensa mayoría.

Volviendo al hilo inicial de este post: queremos mejorar el SEO y optimizar las imágenes de nuestra página web pero, ¡oh!, conflicto, dilema, no sabemos qué diferencia hay en las tags internas de cada imagen: ALT y TITLE. ¿Cómo rellenamos esos tags? ¿De qué forma las imágenes de nuestra página nos ayudan a posicionar mejor? Aquí lo vemos de forma general. Los amigos de Search Engine Journal lo comentan también por encima, y en esta conversación de los Google Webmaster Groups le han dado tantas vueltas al asunto que se llega hasta el paroxismo (como con todo lo que se trata en ese foro…). No hay que exagerar. El SEO efectivo, el que funciona, tiene sus singularidades y hay que estar a priori bien informado, pero con la experiencia se sacan mejores conclusiones en ciertos temas que horas y horas de teoría. Seamos prácticos:

Etiqueta alt

Esta etiqueta es obligatoria. La etiqueta ALT de una imagen es una información alternativa, y se creó para aquellos que deshabilitan las imágenes en sus navegadores. También sirve para los que están navegando y encuentran problemas para cargar las imágenes (por tener poco ancho de banda, por ejemplo). También son específicas para los usuarios que no pueden ver y navegan con teclados Braille o similares. Por decirlo de alguna forma inteligible, son los subtítulos de las imágenes de nuestra página web.

En este tag tenemos que describir lo que contiene la imagen. Haz el esfuerzo de escribir un texto tan conciso y bueno que incluso el que no la vea sea capaz de imaginar lo que contiene la imagen. Haciendo esto consigues dos cosas: los invidentes también entenderán lo que quieres decir con las fotos que ubicas en tu web, haciendo una página más accesible, y Google sabrá indexar tus imágenes acorde con su contenido. Esta última frase debería ponerte sobre la pista de lo que es más importante para posicionar una imagen, si el ALT o el TITLE.

Efectivamente, Google es un gran buscador, y tiene cientos de millones de imágenes indexadas, por temas, colores, tamaño… hasta por su contenido. Google no puede interpretar lo que contiene una foto, de momento, aunque gracias a los reCaptcha los humanos le vamos ayudando a aprender, pero puede entenderlo por sí solo si se lo explicas en la etiqueta ALT. Google confirmó oficialmente, hace ya nueve añazos, que usa la etiqueta ALT de las imágenes para entender lo que contienen.

Pero ¡ojo!, caution, warning, ya sabes que el que intenta engañar a Google poniendo etiquetas que no son lo que deberían estará condenado a vagar por el espacio sideral y a perder posiciones en Google durante muchas semanas. Mucho cuidado con etiquetar una foto donde salen, por ejemplo, flores rojas, poniendo en la etiqueta ALT “creación de páginas web baratas” o similar. Ahora muchos entenderán por qué su página web está perdiendo visitas mientras piensa “si lo estoy haciendo todo bien con el SEO” y cosas así… Llegados a este punto diré que en Diezdediez hemos tenido que arreglar actuaciones SEO que son casos de juzgado de guardia con esto de las tags.

Recomendaciones:

  • Texto corto: los textos de la etiqueta ALT tienen que caber en el tamaño de las imágenes cuando se desactivan y aparece solo el marco que las contenía.
  • Descriptivo: dale al usuario una idea de lo que veríann en la imagen si la cargan.
  • Sin ambigüedad: aunque sea texto corto, el concepto tiene que ser completo y que no haya malas interpretaciones.
  • Usa palabras clave: los motores de búsqueda, como Google, querrán que uses palabras clave en tus etiquetas alt, es su forma de ubicar mejor las imágenes. 

Etiqueta TITLE

Esta etiqueta asociada a una imagen da información adicional al usuario. El formato que tenemos que aplicar es el de cualquier otro título h1 o h2 de nuestra web: concisión, relevancia, que sea corto y directo.

Aquí lo que estamos haciendo es hacer algo más bonito el texto de la etiqueta ALT. La etiqueta también la ven los buscadores, pero se entiende como un texto para el usuario y que explica algo mejor la imagen. En algunos navegadores, incluso, al ubicar el ratón encima de la imagen se verá el texto de esta etiqueta.

Recomendaciones:

  • Usa texto conciso y legible, frases sencillas y que añada información, recuerda que se lee al poner el ratón encima.
  • Usa palabras clave con las que intentes posicionar tu página, pero sin abusar de las que ya pusiste en la etiqueta ALT.
  • Recuerda que el keyword stuffing (repetir palabras clave de forma maquinal) penaliza, y mucho.
  • El SEO ya no es tanto de palabras clave como de CONCEPTOS CLAVE. Google quiere ser humano.

Por si no te quedaba del todo claro, el vencedor de la pelea es… la etiqueta ALT. Porque es la primera que miran tanto usuarios como buscadores. La etiqueta de título añade información, pero como es más dada al “postureo”, por eso de que se lee texto al ubicar encima de la imagen el ratón, Google entiende que quieras usar mensajes menos definidos en esta etiqueta, quizá más literarios, y que hasta te vayas un poco por las ramas.

Una recomendación: ahora no cambies todas las etiquetas de las imágenes de tu página web de golpe, ni pongas todo en la etiqueta alt, ni enloquezcas requeteoptimizando todos los títulos de imagen. En lugar de eso, intenta MEJORAR el texto que contienen las etiquetas ALT de las fotos de tu web, que describan bien lo que hay y, sobre todo, usa en tu página web o en tu blog imágenes con contenido relevante. En este artículo bromeo sobre el situar una foto de un gato cuando se habla de SEO para blogs. Ese post tiene bastantes visitas, ¿será que Google ha aprendido a captar la ironía?


¿Te gustó este artículo? ¿Te sirvió de ayuda? Compártelo en tus redes sociales. Le puede ayudar a más gente.