El sello de China para DiezDediez.es

Dragón de piedra en China

Recientemente estuvimos en China, un tema que merece un blog aparte. Allí aprovechamos el tiempo para hacer muchas cosas, pero en esta ocasión tan solo contaremos cómo conseguimos un sello con caracteres chinos.

El lugar ideal para encontrar algo relacionado con el arte de la escritura está en Xi’An, en la calle principal del barrio musulmán. Allí se congregan tiendas de pinceles, libros, manuales de escritura… y talleres. Con caracteres chinos te escriben lo que sea en cualquier formato y superficie. Nosotros buscábamos un sello hecho en piedra donde estuviera la traducción de DiezDediez en chino. Y lo conseguimos. Además, estamos convencidos de que el señor que nos lo hizo era un auténtico maestro milenario, a juzgar por el empeño que le puso y lo espectacular del resultado. Los expertos en caligrafía china han pasado por muchos años de formación y millares de pruebas de escritura para poder decir que son expertos. No sólo es complicado el alfabeto, con más de siete mil caracteres, sino que hay cinco maneras distintas de escribir cada caracter. O sea, que estamos hablando de auténticas computadoras humanas que además cuentan con el arte de la escritura.

Maestro milenario de China tallando el sello de DiezDediez
Maestro milenario tallando el sello de DiezDediez

La parte más complicada del proceso es explicarle al maestro tallador cómo se pronuncia lo que quieres que vaya escrito en tu sello. A nosotros nos costó un buen rato. Luego te preparan un boceto en un papel y escoges la piedra donde quieres el sello. Sesenta yuanes (unos siete euros) y media hora después ya tienes tu sello.

Maestro milenario Chino probando el sello de DiezDediez
Maestro milenario probando el sello de DiezDediez

Cabe recordar que en China todo es regateable. Y de hecho es lo que se espera de ti cuando te dan un precio. Normalmente hay que empezar fijando una cantidad que sea la cuarta parte de lo que te piden, o de lo que te pidieron en el puesto anterior, y de ahí subir un poco hasta que las dos partes estén contentas. Nosotros, que somos gente maja, no le regateamos ni un céntimo al “maestro milenario”. Nos pareció tal su presencia y su sabiduría que le pagamos lo que pidió y le dejamos trabajar. Él estaba muy contento de que le respetáramos como maestro de la escritura.

El sello de China para DiezDediez
El sello de China para DiezDediez

Dicen que para leer un periódico hace falta conocer unos 3.000 caracteres chinos. Estos talladores de sellos conocen alrededor de 7.000 y han tenido que estudiar media vida para conseguirlo. Ahora se ganan los arroces en una callecita de Xi Án tallando los nombres propios de americanos impacientes. Hay que respetar y valorar el conocimiento por encima de todo. Le hicimos unas fotos, pagamos lo que pidió, y se lo agradecimos un millón de veces. Él nos dio el email de su hija para que le mandáramos las fotos. Y se quedó nuestra tarjeta para futuras referencias, “para el ordenador” según nos dijo. Aprovechamos para, una vez más, decirle ¡gracias! 谢 谢 (xié xié).

 

Si te gusta este artículo mantente informado de nuestras publicaciones siguiéndonos en Twitter.